• 17 junio, 2024 6:59 am

Boca del Río, el reto del Verde y Morena

Por: SILVERIO QUEVEDO ELOX
Aún y cuando el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) anunció que será hasta el 27 de abril cuando se dé a conocer su lista de candidatos a diputados locales en el distrito XVI, cuentan que ya hay “humo blanco”.

No obstante, la demarcación que tiene cabecera en Boca del Río ha sido de los más complicados para encontrar un abanderado por ser una plaza con tendencia panista que hizo que más de uno se echara para atrás.

El primero al que se la ofrecieron fue al aún alcalde priista, que por cierto tiene abierto un proceso de expulsión en su contra, Tony Cruz Hermida del municipio de Ignacio de la Llave.

Sin embargo, trascendió que el edil reculó cuando ya estaba todo listo para su nominación a la curul que además de la cabecera, incluye Tlalixcoyan, Alvarado, Acula y por supuesto la tierra de los quesos y los tamales de elote.

Y es que cuentan los comunicativos – en lenguaje jarocho, chismosos- de esa región del Sotavento que Tony Cruz despreció la postulación porque le tuvo miedo a su pueblo, el cual históricamente siempre vota por el PRI y que bajo esa premisa no le iban a perdonar una presunta traición.

Luego la oportunidad se le presentó a la legisladora Andrea Yunes, quien aprovechando que el Verde se alió con Morena buscaba su reelección en el Congreso, pero puso como condición que aceptaba la postulación por el principio de mayoría y solo si iba otra vez encabezando la lista plurinominal, pero la respuesta fue negativa.

Al caerse esa opción el que alzó la mano fue el presidente municipal de Alvarado, Bogar Ruiz Rosas, quien traía el apoyo de su partido el PVEM e incluso dicen que el de Palacio de Gobierno.

Pero las lenguas de doble filo en la ciudad Generosa y Heroica aseguran que el edil declinó cuando se enteró que su acérrimo rival político Octavio Ruiz Barroso, iba a ser candidato por la alianza PRI, PAN, PRD y ello representaba una amenaza para su futuro, por lo que decidió quedarse para prácticamente ser el coordinador de campaña de la abanderada de su partido a la alcaldía, LizethÁlvarez.

Entonces comenzaron a medirse en encuestas más y más nombres, sobre todo, por parte del partido cuya franquicia la tiene el “Cachorro de la fidelidad”, Javier Herrera Borunda.

Así fueron evaluados la regidora boqueña priista, Erika Mikel Hermida; el cantautor Byron Barranco y Lissethe Martínez, exfuncionaria del Instituto Veracruzano del Deporte.

Al final quien será registrada ante el OPLE será Guadalupe Tapia Hernández, la cual se recuerda por ser directora de Desarrollo Social en el ayuntamiento de Veracruz durante el cuatrienio de Ramón Poo Gil.

Y es que el distrito XVI en el convenio de coalición Morena-PVEM fue cedido a las huestes de Herrera Borunda, el cual se decantó por ella asegurando que se encargarán de su campaña, misma que iniciará cuesta arriba porque se percibe como una candidata “sandía”, es decir verde por fuera pero roja por dentro. Y los priistas tienen mucho peso aún en ese territorio boqueño que le meterán el impulso necesario a fin de seguirle haciendo mella al yunismo en su búnker y bastión.

MUY EN CORTO

ROSA OPACA A PACO GUTIÉRREZ. A casi dos semanas de haber arrancado prácticamente las campañas a diputado federal va en “caballo de hacienda”, la candidata de la coalición “Juntos Haremos Historia” conformada por Morena, PVEM y el PT, la maestra Rosa María Hernández Espejo.

Su adversario por decirlo de alguna manera un tal Paco Gutiérrez de Velasco, según los analistas, no solo no va en caballo de hacienda sino que la carreta está atascada, con todo y el apoyo que pidió para éste el exaspirante a la alcaldía por el PAN, Bingen Rementería, y el que no se ve por ningún lado, pues los militantes dejaron de creer en estos proyectos, por sentirse simplemente utilizados de los que se dará cuenta en otra entrega de esta columna pues es otra historia.

Ha trascendido que al interior del reducido equipo de campaña hay pobreza de entusiasmo. Con muy escasa gente, ni siquiera lo más básico y ha empezado a sentirse más que incómodo en el distrito electoral 04 de Veracruz.

Los comentarios entre su gente es que van a la derrota, pues el termómetro marca que la morenista empuja y va a la alza, mientras que Paco simplemente no levanta.

En tanto, Rosa María Hernández que va por la diputación federal es bien recibida no solo por la marca Morena sino por su persona.

por marcelino