Cosamaloapan tiene un compromiso pendiente con sus niñas y niños.

Nuestra ciudad no ha le ha dado la importancia que merecen sus niñas y niños, ha sido incapaz de generar programas, y gestionar obras que vayan dirigidas a mejorar el nivel de vida de quienes son el futuro de Cosamaloapan.

 

Si queremos aspirar a que nuestro municipio prospere y tenga un mejor porvenir, necesitamos empezar a voltear a ver las necesidades de nuestros niños y jóvenes.  Es importante que ellos, crezcan en un ambiente seguro y de oportunidades, pero también con un profundo arraigo y amor por su tierra, para que el día de mañana, sean ellos quienes decidan quedarse a invertir y hacer crecer a esta ciudad.

 

Por ello es importante que desde hoy se este trabajando para garantizar que cuenten con las herramientas necesarias para que tengan un mejor mañana.  Con programas culturales y deportivos que los alejen de los vicios y los enseñen a trabajar en equipo.  Con mejores instalaciones académicas que les permitan desarrollarse, aprender y conectarse con el mundo.  Con parques y espacios recreativos que fomenten la convivencia familiar, que nos ayude a que sea precisamente la familia, el núcleo de crecimiento de estos niños y jóvenes.

 

“Es hora de ponerse a trabajar no solo en las necesidades urgentes de Cosamaloapan, sino que también tenemos que empezar a pensar en un mejor futuro.  Nuestros niños no tienen la culpa de lo que esta pasando, y tenemos la obligación de brindarles mayores oportunidades y un ambiente sano y óptimo para que puedan crecer y desarrollarse, para que el día de mañana puedan ser personas de bien”, afirmó el político Alfonso Moya Hernández al ser entrevistado el pasado fin de semana.

 

Durante las diversas reuniones que Moya Hernández ha sostenido con vecinos de diferentes colonias de Cosamalopan, se ha percatado de la preocupación que existe entre los padres de familia, por darle a sus hijos mejores condiciones para que puedan crecer.

 

“Todos deseamos tener una mejor ciudad, pero necesitamos ir sembrando la semilla para un mejor mañana.  Conocido totalmente con la preocupación de los padres de familia, a nuestro municipio le hace falta voltear a ver a sus niños y jóvenes, y trabajar para brindarles un presente más prospero y un mañana más prometedor”, finalizó Moya Hernández.