Este martes se pudo observar que una de las cuatro esculturas que conforman la fuente de los niños pescadores en esta ciudad de Veracruz, desapareció, sin tener certeza si fue retirada por alguna razón en especial o fue presuntamente robada por desconocidos.

Este monumento ubicado en el camellón de la avenida Allende Norte entre el puente vehicular y Raz y Guzmán, presentó este detalle que de igual forma fue reportado por la misma ciudadanía que circula por esa zona.

Estas figuras están hechas de bronce, y fueron reubicadas en el año 2008 a dicha arteria después de que por más de 35 años estuvo en una glorieta sobre avenida Diaz Mirón y Tuero Molina.

Cabe recordar que ya estando en Allende Norte, estas cuatro estatuas fueron víctimas de actos delictivos al mutilarles los brazos supuestamente por sujetos, por lo que tuvieron que ser rehabilitadas por el escultor poblano, Bernardo Luis, en el año 2010.

De acuerdo a la historia, la fuente fue puesta en servicio el 20 de mayo de 1969 como parte de los festejos del 450 aniversario de la fundación de la Villa Rica de la Veracruz, durante la administración de Mario Vargas Saldaña (1967-1970).

Hasta el momento no se ha confirmado qué fue lo que sucedió con esa escultura, y se espera más adelante se informe cuál es o será la situación de uno de los lugares emblemáticos de Veracruz.