Hospital General de Veracruz implementa campañas de tamizaje de hepatitis C

La hepatitis C (VHC) es una infección causada por la inflamación del hígado que conlleva frecuentemente a daños hepáticos graves y se propaga a través de la sangre contaminada.     En México, se trata de la primera causa de cáncer de hígado.

Los principales síntomas de la enfermedad son la aparición de hemorragias, la propensión a hematomas así como la coloración amarillenta de la piel y ojos. También se suman la sensación de fatiga, la falta de apetito, miccionar orín color oscuro, el picazón en la piel, la hinchazón en las piernas y la pérdida de peso.

Teresa Guzmán Terrones, gastroenteróloga y endoscopista, estima que al menos el 2 % de la población podría tener el virus de la hepatitis C, pero no lo saben. En este contexto, el Plan Nacional de Salud incluyó una campaña de detección oportuna mediante el tamizaje desde el 2019.

Guzmán, encargada del desarrollo de la campaña en la Clínica de Hepatitis C del Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz (HAEV), resaltó que el centro de salud cuenta con la clínica acreditada desde diciembre de 2019, donde también brindan tratamientos gratuitos para todos los pacientes.

También mencionó que el apoyo que reciben los pacientes con la cobertura de su tratamiento es significativo, ya que este tiene un costo que supera el millón de pesos por persona. Inclusive, existen fármacos que alcanzan los 280 mil pesos. De manera que, la comunidad médica entendió que la forma de erradicar este mal es brindando apoyo desde el despistaje y con la cobertura del tratamiento a todos los mexicanos que padecen la infección.

 

Hepatitis C: Nutrición requerida, formas de contagio y riesgos

El menú para un paciente con hepatitis consta del consumo de carnes blancas de fácil digestión, lácteos, legumbres, verduras e hidratos de carbono sin sal. La suplementación nutricional no es necesaria, sin embargo, en fases avanzadas se administra vitamina B. Los especialistas recalcan la importancia de solo suplementarse bajo prescripción médica, pues recalcan que el exceso de vitamina B12 y A puede ser perjudicial para el hígado.

Existen múltiples formas de contagiarse, tales como: transfusión de sangre, inyecciones inseguras, esterilización inapropiada del equipo médico y tatuajes. Además, del contacto que pudieran tener algunas personas con equipos de manicura o pedicura que no fueron esterilizados.

Mientras más tiempo tarde la persona en recibir el diagnóstico, mayor expuesta estará a los riesgos. Entre las complicaciones más frecuentes están la fibrosis del hígado (cirrosis), cáncer de hígado y la insuficiencia hepática. Por este motivo, la doctora Guzmán insta a la población a solicitar lo más pronto posible el tamizaje, que se trata de una prueba sencilla y el resultado solo toma un promedio de 15 a 20 minutos.