Juez de EU impide temporalmente poner fin al Título 42 para la expulsión de migrantes

La Casa Blanca esperaba eliminar el Título 42 el próximo 23 de mayo, siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias de EEUU.

Un juez federal del estado Luisiana dejó sin efecto, de manera temporal, la orden de la Casa Blanca de poner fin al Título 42, una medida implantada al comienzo de la pandemia y que, en base a cuestiones de salud, permite la expulsión expedita de migrantes.

“El Tribunal discutió la Moción de Orden de Restricción Temporal [ECF No. 24] presentada por los Demandantes. Por las razones expuestas en el expediente, el Tribunal anunció su intención de conceder la moción”, indicó el juez Juez Robert Summerhays, del Distrito Occidental de Luisiana, el lunes en la tarde.

El anuncio fue celebrado por uno de los demandantes, el procurador general de Missouri, Eric Schmitt.

“Esta es una gran victoria para la seguridad fronteriza, pero la lucha continúa”, anunció en sus redes sociales Schmitt.

La orden data de la era del presidente republicano Donald Trump y permite a las autoridades migratorias expulsar de manera inmediata a los inmigrantes que de modo irregular entran a Estados Unidos.

Salvadoreños deportados de distintos países retornan a El Salvador. [Foto: de Archivo Ministerio de Relaciones Exteriores]

La Administración del presidente Joe Biden tenía previsto levantar las restricciones el próximo 23 de mayo, según anunció el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en un comunicado.

“En este momento estamos planeando y preparándonos para el fin de la aplicación del Título 42 el 23 de mayo”, dijo un poco antes el lunes en rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Psaki informó que el presidente Biden continúa interesado en reformar el sistema de inmigración pero señaló que, en última instancia, depende del Legislativo. “Todo esto requeriría una acción del Congreso. Estamos felices de tener esa conversación con ellos”.

Los republicanos protestaron al anuncio del término de la medida, sin embargo la Casa Blanca ha argumentado desde entonces que no se trata de un mandato en términos migratorios, sino de una recomendación de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

La polémica ha saltado precisamente cuando EEUU enfrenta una de las mayores olas migratorias de los últimos 20 años pues, según despachos de la Oficina de la Patrulla Fronteriza (CBP), las autoridades detuvieron a migrantes en 221.303 ocasiones en la frontera con México durante el pasado mes de marzo, un incremento del 34% respecto al mes anterior.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, envió a Washington DC la semana pasada a más de un centenar de migrantes que fueron liberados de un centro de detención en ese estado.

“Inmigrante indocumentado arrestado, acusado de tráfico, prostitución y agresión sexual a una adolescente en San Antonio. No toleraremos ser invadidos por criminales peligrosos. Es hora de una justicia rápida en Texas”, tuiteó el gobernador el pasado 21 de abril.